Si te gustaría ahorrar en tus facturas de gas, te contamos a continuación algunos consejos prácticos: 

  • Instalar una caldera de gas de condensación para un uso más eficiente de la energía. Gracias a este tipo de calderas no solo se reduce el consumo de gas sino que respetan el medio ambiente.
  • No ventilar más de 5 minutos, ya que se trata de un tiempo suficiente para renovar el aire y no incidir en la inercia de la vivienda.
  • Hacer uso de termostatos programables para poder controlar la temperatura de tu hogar en función de tus horarios. Gracias a los termostatos wifi puedes además controlar la temperatura desde tu smartphone o tablet cuándo quieras y cómo, consiguiendo un menor gasto.
  • En las horas no calefactables, no permitir que la vivienda baje de los 18ºC.
  • Bajar persianas de las estancias no habitadas.
  • Dejar espacio sobre y alrededor de los radiadores (no taparlos) para favorecer una correcta transmisión y distribución del calor.

  

VER OFERTAS CALDERAS